Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MEMORIAS DE SELENE 6 parte

Espíritu de amor


Baje la cabeza ante su mirada de odio y recelo, trate por unos instantes ignorarlo pero sentía que seguía observándome, bailando al compás de  la música escuche una leve risa salir de Sebastián:

-me parece gracioso el miedo que le tienes a tu maestro –dijo de manera sarcástica 

-al igual que me sorprende que haya elegido a una mujer como su Discípula –dijo

-¿qué tiene de malo?

-Si fuera yo te hubiese elegido para mi esposa, o amante –indico con descaro

Indignadamente me detuve e iba a girar para irme de ahí, antes de que pudiera hacer algo me sujeto del hombro izquierdo con fuerza. 


-No fue mi intención ofenderte, solo que es más recomendable para un vampiro que su discípulo fuera otro vampiro por muchos factores.  Lo digo porque la última vez que lo vi acompañado de una dama no era su discípula, ni vampiresa…

Ah eso no pude decir nada..

-Veo que no conoces ni la mitad de lo que es Draven –dijo

-no sé a qué te refieres –dije con interés

-Sabias que Draven puede salir tan tranquilamente al sol

-¡Sí! Si lo sé –afirme con seguridad

- me imagino que sabrás entonces porque él puede y los demás no –dijo retándome

Ah eso tampoco tuve respuesta…

Arqueando las cejas me dio una vuelta al compás de la música y al estar nuevamente frente a él me dijo seriamente:

-Es sorprendente que llevando tiempo con juntos no sepas nada de a quien estas protegiendo

 Ah eso si tuve una respuesta: -no me entrometo en la vida de los demás a menos que sabiendo eso me ayude a salvarle la vida.

-Sabes que no solo de nosotros debes cuidarlo... ¿verdad?–dijo

-¿A que te refieres? –pregunte con intriga

-Digamos que la magia es algo que nos afecta a todos pero más a Draven, este es un problema que ha venido desde hace mucho tiempo atrás, y nos ha unido de cierta forma pero Draven no lo vio desde el  principio como un problema al contrario se…

Al escucharlo hablar nuestras miradas se enlazaron anticipadamente pero antes de que Sebastián terminara con la historia Draven tomo mi mano dirigiendo su mirada hacia Sebastián diciendo:

-¿Me permites?

Y sin esperar respuesta me llevo hacia él, me tomo del brazo y nos dirigimos hacia la puerta principal, salimos del castillo  y en todo el camino no pronuncio palabra alguna

-¿A dónde vamos? –pregunte

Haciendo caso omiso, seguimos caminando alejándonos un poco del castillo llegando a un risco.

Enfrente del risco había un hermoso lago  en el cual se reflejaba la hermosa luz de la luna.
Draven se paró a la orilla de risco y mirando al lago de manera sínica me dijo:

-Veo que estuviste disfrutando la fiesta

-Eso intentaba –dije de manera defensiva

-Sobre todo note que disfrutabas la compañía de mi hermano –dijo

-Únicamente trataba de ser amable, temía que si me negaba hacerlo fuese a causar algún conflicto –explique

-¡Eso me hubiese encantado! tan solo con su presencia es bastante desagradable –replico Draven 

-Ebony disfruta de la compañía de ambos, y hasta ahora todo ha estado tranquilo, no veo por qué te molesta tanto –dije

-Ya me doy cuenta que hoy se empeñaron en desobedecerme, tanto mi hermana como ¡tú! –dijo molesto

-Ya había acordado con Ebony que estaría aquí y me agrado bastante la idea, no le vi nada de malo –explique

-¡eran ordenes Selene! y lo peor es que paso lo que no quería que pasara, Sebastián te conoció antes de lo esperado, si hubiese atacado te hubiera arrancado la cabeza en un segundo –dijo exaltado

-¡Pero no lo hizo! –dije

-¡Aun no! –exclamo Draven, solo espero que esta estúpida fiesta se acabe lo más pronto posible

Draven


Volteo su cuerpo hacia mí, pude admirar el hermoso color de sus ojos y como reflejaban en la oscuridad, vi como su capa soplaba a favor del viento, y su traje formal parecía de los tiempos donde había reyes y reinas, con la elegancia que había en esa época.

-Quiero saber que tanto hablabas con Sebastián –dijo de manera demandante 

-nada de importancia, únicamente que se imaginaba cuán difícil me era estar a tu lado –explique

-¿qué más? –pregunto exigentemente





-solamente –dije. <Temía que si le comentaba algo de lo que Sebastián me revelo se enfurecería, pero seria peor si no le decía, de una u otra manera lo averiguaría>

-¿estas segura? -

<Me quede completamente callada pero no baje la mirada en ningún instante>

-y un poco de tu pasado…  –dije

-habla claro –exigió

Sujete su hombro con fuerza diciéndole: –Draven sé que al principio me dijiste que en esta nueva vida que me habías dado encontraría distintas clases de seres pero... ¿a qué o a quienes te referías con eso? –pregunte indagando

-A todo lo que jamás hubieses visto he imaginado alguna vez. –replico. Me sorprende que seas tan ingenua Selene, escuche muy bien tu conversación con él y la manera en la que coqueteaba contigo, ahora me pregunto: ¿cómo demonios puedo elegirte como mi discípula si no confías en mí?

-¿confiar en ti? Como confiar en alguien que ni si quiera conozco, ni me conoce.

-eso es lo que tú crees Selene. –Asevero Draven. –Ahora Dime: ¿Recuerdas una noche en la que estabas sobre la azotea discutiendo fuertemente con Dante? La manera en la que llorabas y le suplicabas que no se fuera para luego ver con lágrimas en los ojos como se marchaba de tu lado. Esa misma noche en la que después de quedarte sola con Serenity caminaste por la orilla de la azotea viendo hacia abajo y al mismo tiempo pensando: “ya no puedo más” respiraste profundamente y justamente cuando estabas a punto de dejarte caer escuchaste como la puerta de la habitación de Serenity golpeo fuertemente y ella estallo en llanto llamándote…

-Justamente en ese momento me baje de la orilla y  salí corriendo para ver cómo estaba -Dije terminando su historia. – ¿tú estabas ahí entonces? –

-Serenity dormía profundamente cuando golpee la puerta.

Me quede inmóvil al saber eso.

-Ves cómo sé a quién elegí y por qué te tengo a mi lado, no me hagas arrepentirme de ello.

-mientras yo sigo sin conocer a mi maestro –respondí

Se acercó lenta y sutilmente a mi oído  susurrándome –¿Por qué tanto interés en saber de mí?

De igual manera respondí: –no me entrometo en tu vida pero siento que saber un poco más de ti me ayudaría a pelear mejor a tu lado  

 Poco a poco se alejó y sonriente me dijo: 

-¡bien! Entonces dime: ¿qué quieres saber? –pregunto retándome 

-¿en qué forma la magia te afecta más? –pregunte

En ese momento Draven se alejó de mí, bajo la mirada observando hacia el vacío que había debajo de nosotros y respiro profundamente…


-siglos atrás en una lóbrega noche me encontraba merodeando por los profundos bosques muy lejos de aquí, explorando todo a mi entorno y cazando lo que se me deleitara,  esa noche al descuidarme por unos instantes fui atacado por unas “Arpías”  fue una agotadora batalla tanto que al final una de ellas logro morderme en el brazo inyectándome su poderoso veneno, solo las arpías más antiguas tienen esa capacidad, pero una sola mordedura puede ser letal. Moribundo logre escapar, deambulaba por los alrededores de un pequeño pueblo a la media noche, me sentía tan sediento y cansado, el efecto del veneno recorría todo mi cuerpo agotándome cada vez más me quede tendido en el suelo,  fue en ese momento que la vi por primera vez, mi reacción fue atacarla  pero me sentía demasiado débil para hacerlo, a lo lejos escuche su voz susurrándome:   “–todo va a estar bien” y perdí el conocimiento por completo. No sé exactamente lo que paso después, pero al despertar me encontraba recostado en una alcoba, note que estaba ligeramente iluminada con velas blancas, mi brazo estaba completamente vendado, aun siento que puedo respirar el olor de su habitación, respiraba paz… al verla entrar a la habitación me pareció el ser más bello que jamás hubiese visto, me dispuse buscar mi capa e intente salir pero en ese instante me detuvo diciendo: –es de día, en ese entonces no podía salir a la luz del sol.


Pase el día entero a su lado hablando de cosas irrelevantes,  conversamos un poco de lo que me había pasado y me comento como ella me había llevado a su casa y sanado con un hechizo, fue entonces cuando me di cuenta que era una hechicera de magia blanca, <Le debía la vida pensé> desde ese día no la pude olvidar, al caer la media noche me marche asegurándome que nadie me viera salir, y volví a su lado a contemplar esa hermosa mirada de tranquilad, verla tan lejos de mi sin poderla abrazar deseando acariciarla. Desde ese momento cada noche solía regresar a cuidar sus sueños en la oscuridad.


-Ahora que lo pienso fue una total estupidez el haber llevado eso más allá –dijo Draven cabizbajo

-No lo veo de esa manera –dije

-Después de varias noches velando su sueño, era inevitable el desear tenerla a mi lado, pero nadie debía saberlo por eso trataba de ocultarme siempre que nos viéramos. Con su poderosa magia hechizo un collar para que pudiera salir a la luz del sol y ver por primera vez un amanecer, y no un amanecer cualquiera si no un amanecer junto a ella. Lamentablemente habían muchos rasgos de mí que no podía ocultar y alguien lo noto. Decidimos alejarnos de todo y de todos, irnos lo más lejos posible donde nadie nos encontrara para poder iniciar una vida juntos.

Los días pasaron y respirábamos paz, algo que no conocía, hasta que una noche salí a caminar junto a ella, en el camino nos topamos con Sebastián, desde mucho antes no nos llevábamos bien pero no era tan desagradable el tenerlo cerca, como mi hermano mayor le debía cierto respeto, en ese entonces conversamos un poco pero demostró cierto interés hacia “Delemina” y eso de cierta manera me molesto, Sebastián lo notó de inmediato y para molestarme aún más me grito mientras nos íbamos: -¡lo que estás haciendo es una aberración! Trate de ignorarlo por completo Los días pasaron y después de esa noche me quede intranquilo, una noche mientras dormíamos Sebastián se encontraba fuera de nuestra casa gritándome que saliera, me enfurecí y salí a enfrentarlo, el problema fue que no venía solo, venía con unas brujas los que me hechizaron rápidamente dejándome inmóvil, Delemina intercedió inmediatamente pero solo consiguieron dañarla, trataron de obligarla para que ya no siguiera conmigo, pero se negó totalmente, ambos lo hicimos en ese entonces –el castigo por tal aberración se paga con la muerte– nos dijeron, estaba decidido a morir por ella pero de pronto escuche como Delemina  susurraba rápidamente un conjuro haciendo que su voz aumentaba cada vez más lanzando un extraño poder que entro en mí, las brujas al darse cuenta de ello le lanzaron un fuerte hechizo quemándola por completo.


Ante mis ojos vi como ardía en llamas  la única mujer que amaba, me enfurecí tanto que logre ponerme de pie y eliminar una a una a las brujas… pero hubo una que no pude matar, al intentarlo se defendió lanzándome una maldición: –¡¡yacerás en la tierra convirtiéndote en lo que más detestas por el resto de tu mísera vida!! ¡¡Para que  recuerdes siempre en esta misma fecha y a la misma hora que por tu culpa Delemina murió!!– Lanzándome lejos no supe más. La poderosa bruja que me había maldecido era tía de Delemina, y se había esfumado, jamás volví a saber de ella.


Después de unas horas volví en sí, Ebony estaba a un costado mío cuidándome, me levante solo para encontrar las cenizas de mi amada,  no quería nada ni a nadie cerca, así que le pedí a Ebony que se marchara y ella solo me contesto: –está a punto de amanecer hermano mío no puedes quedarte– pero no me importo, pensé que después de su muerte la magia no tendría ningún bien en mí, Ebony con lágrimas en los ojos se marchó, creyendo que sería la última vez que nos veríamos, mientras yo espere al amanecer sentado impacientemente junto a sus cenizas para que la luz del sol acabara conmigo, pero no fue así, nada paso, el conjuro que susurro era para que pudiera soportar siempre la luz del sol y tolerar un poco más la magia negra.



Draven solo alzo su mirada hacia el cielo diciéndome: –La fecha de su muerte está a cerca  y una vez la maldición se cumplirá…



Delemina

Aquellos momentos que la muerte me robó,
Aquel sentimiento nunca desapareció.
Tanto te echo de menos... mi vida no tiene fin;
Sólo tengo tus recuerdos, sólo eso me une a tí
Sé que todo terminó, todo aquello acabó...
Todo el amor que hubo aquí, ella se lo llevó.
Quiero rozar su piel, sentir su corazón...
Que fácil fue el ayer... mi amor.
Vago por las calles sin tener nada que hacer,
Navegando sin destino, sin rumbo que mantener,
Recordando mi pasado cuando estaba junto a tí...
Sólo por esos recuerdos aún continúo aquí, siempre aquí,
Hoy volveré a tu lado una vez más...
Volveré a contemplar esa mirada tranquila...
Lejos de mí, sin poderte abrazar,
Deseando acariciar tu cuerpo hasta que llegue el día...

Cada noche suelo regresar,
Cuido sus sueños, en la oscuridad...
Cada noche suelo regresar,
Cuido sus sueños, en la oscuridad...
Cada noche suelo regresar,
Cuido sus sueños, en la oscuridad...
Cada noche suelo regresar,
Cuido sus sueños, en la oscuridad...
Cada noche suelo regresar,
Cuido sus sueños, en la oscuridad...
By Warcry

capitulo anterior No 5                                                              capitulo siguiente No. 7                                                                                  

Comentarios

Entradas populares de este blog

hechicera sangrienta, por siempre juntos...

un amor que jamás fue mio....

SELENE LA DIOSA DE LA LUNA